fbpx

El Pinche Reto, de cuando lo interno deja salir lo mejor de ti

“Si me pides un testimonio de cómo fue el Pinche Reto, te diría que fue una experiencia única, al menos en términos laborales, porque nos permitió salir un poco de la cotidianidad de la ciudad y de las relaciones laborales convencionales para estar en contacto con la naturaleza y con nosotros mismos como equipo de trabajo. Quiero decir que nos permitió conocer un poco  aunque sea a las personas con las que no trabajamos a diario y –¿por qué no?– acercarnos a aquellas con las que sí. También aprendimos bastante sobre la confianza, la comunicación, el trabajo en equipo… y lo mejor de esto es que fue a través de dinámicas en las que nos permitíamos estar jugando entre nosotros, sin dejar de aprender sobre la naturaleza, sobre la reforestación. Creo que la oportunidad de reforestar también fue única. Ese sería mi testimonios y… cinco estrellas”.

Esa familiaridad con la que tratamos a las personas al llegar a cualquiera de las sucursales en un día regular o durante los eventos, no es solo parte de nuestros valores como empresa, sino que también es resultado del “Pinche Reto”, un evento anual interno creado por Dan (el pinche gringo) para promover la unión e integración de todos los que laboramos en Pinche Gringo BBQ.

Los días del Pinche Reto fuera de la oficina y de la ciudad, nos ayudan a ver desde otra perspectiva el trabajo, el esfuerzo y el compromiso de todos los que formamos parte de esta gran familia del BBQ. Además, esos momentos de convivencia, cobran sentido cuando regresamos a nuestras labores cotidianas, porque automáticamente se ven reflejados en la manera en la que nuestra carne y sides se preparan día con día: hay amor, hay pasión, hay una preocupación real y honesta respecto a la experiencia de quienes nos visitan, de quienes disfrutan tanto la comida como la rica oferta de entretenimiento que solo PGBBQ tiene en la Ciudad de México.

Así que el Pinche Reto es por nosotros, pero sobre todo es por ti, porque nos gusta servirte, apapacharte y que te sientas como en casa.

Deja un comentario