fbpx

Esto es el shuffleboard

Primo del curling, sobrino del tejo y medio hermano perdido del hockey de mesa, el shuffleboard es un juego competitivo donde dos personas (o equipos) tratan de colocar un set de pesadas fichas (parecidas a un puck de hockey sobre hielo) en el extremo opuesto de una larga superficie de madera marcada con diferentes zonas con números (puntos). El objetivo es sumar la mayor cantidad de puntos con base en la ubicación de cada puck en el tablero. Claro que esto es menos sencillo en la práctica, pues no sólo las fichas deben permanecer en el tablero y no salirse por el borde, sino que el otro equipo puede mover las fichas rivales con cada lanzamiento, desacomodando los intentos del oponente y acabando con su estrategia de paso.

El ‘chiste’ del shuffleboard es ser sutil, estratégico y oportuno, y deslizar cada pieza pensando no sólo en el turno actual sino en el posible movimiento del oponente y los turnos subsecuentes. Más ajedrez que boliche, el shuffleboard es un juego que requiere más fineza que fuerza, así como algo de paciencia y bastante práctica.

Existen, como en cada juego de mesa/deporte/pasatiempo, decenas de variaciones del shuffleboard con distintas reglas, formatos o condiciones para obtener la victoria. Incluso existe una versión que se juega en el piso con ayuda de bastones similares a los del hockey. También existen variaciones regionales como el sjoelen holandés, el Shove ha’penny inglés o, en menor medida, el típico juego de canicas que no puede faltar en ninguna feria callejera de México.

Ideal para reuniones y uno de esos juegos típicos en las fiestas colegiales de los Estados Unidos – junto al Beer Pong y el póker de prendas – el shuffleboard puede no ser muy popular en otras partes del mundo (México, por ejemplo), pero es sin duda emocionante y divertido, especialmente cuando se juega apostando una ronda de cervezas en Pinche Bar. Porque, claro, en Pinche Bar tenemos shuffleboard, y skeeball (del cual hablaremos en otra ocasión) y muchos otros juegos de arcade que hacen de cualquier comida con amigos y familia una experiencia inolvidable y muy retro.

 

Deja un comentario