fbpx

Shots, shots, shots, sho-sho-shots!

Cuenta la leyenda que circula por el internet, que el origen del término ‘shot’, usado para referirse a un pequeño de trago de alcohol, se remonta al viejo Oeste, cuando un vaso de whiskey costaba lo mismo que una bala de .45, aquellas usadas en los clásicos revólveres de la época. Se dice, entonces, que al pedir un trago en la taberna podía decirse “dame un shot” o “un balazo” por esa relación que existía entre el costo del alcohol y las municiones (además de que en ocasiones los cantineros podían aceptar una bala como pago, en lugar de dinero).

Pero claro, como casi todo lo que existe y se publica en internet (incluyendo esta nota), esa historia es falsa. O tal vez sea cierta, pero definitivamente no es el origen del término en el contexto de los bares y las bebidas. De acuerdo con el sitio especializado en desmentir rumores y leyendas urbanas, Snopes, el primer registro de la palabra usada como una forma de medir un trago se da en la autobiografía del reverendo Oliver Heywood, quien vivió de 1630 a 1702, unos 150 años antes del inicio de la época conocida como “el salvaje Oeste”.

De hecho, y viajando incluso un par de siglos más en el pasado, el término es encontrado en el idioma inglés durante el siglo 15 cuando ‘shot’ era empleado para referirse a una cuenta a pagar o un saldo pendiente, específicamente en un bar. Así que “un shot” podría sugerir algo como ‘servir un trago y empezar una cuenta o sumar un trago a la cuenta’. Aunque claro, si nos vamos a la parte etimológica, shot es y siempre ha sido la palabra usada para hablar de la acción de lanzar o disparar un objeto a gran velocidad; sea una bala, sea dinero para pagar una bebida sobre la barra de una polvorienta cantina o un trago pequeño que sale ‘disparado’ del vaso a nuestra boca en menos de un segundo.

… Toda esta lección de historia básicamente fue para decirte que en Pinche Bar tenemos una suculenta y muy atractiva selección de shots, preparados al momento por nuestros baristas expertos. Desde un ‘bombástico’ B-52 (Baileys, Kahlua y Grand Marnier), hasta un estremecedor Blow Job (Baileys, Amaretto y crema batida), cualquiera de nuestros shots te dará una enorme cantidad de placer en un envase muy, pero muy pequeño.

Deja un comentario