fbpx

La historia del pork belly y su delicioso sabor

Sus orígenes se remontan a la antigua China, aunque logró su máximo esplendor cuando llegó a territorio americano.

Hace más de cinco mil años los seres humanos descubrimos el exquisito sabor de la carne de cerdo, y desde entonces, no hemos dejado de consumirla, creando recetas tan deliciosas que parecen verdaderos manjares de los dioses. Ejemplos existen muchos, pero hay uno que apareció hace cientos de años y que se ha convertido en uno de los favoritos de todos los meat lovers alrededor del mundo. Nos referimos al pork belly, un suculento platillo que llegó desde la antigua China para conquistar nuestros paladares con su deliciosa explosión de sabor.

El pork belly, tal como lo conocemos en la actualidad, se refiere a la parte baja del lomo de cerdo, también conocida como panza o barriga, la cual suele sazonarse y marinarse con distintos tipos de especias, para después entrar a un proceso de cocción artesanal al horno, o con fuego abierto; el cual le da un toque dorado y crujiente a la piel, y una sensación fresca y jugosa a la carne. Pero, ¿de dónde proviene el arte de preparar esta exquisita comida?

Actualmente existen muchas versiones sobre el tema, pero la mayoría afirman que los orígenes del pork belly se remontan a la antigua China con dos ricos platillos ancestrales. El primero de ellos es el char siu, donde se cocina a fuego abierto la barriga, o el cerdo completo, después de haber sido sazonado con miel, especias, tofu fermentado, vino de arroz, y azúcar de malta; la cual crea un delicado glaseado en la piel, también característico en el pork belly que todos conocemos. El segundo platillo es el siu yuk, perteneciente a la cocina cantonesa, donde también se condimenta la panza del cerdo para posteriormente cocinarla en un horno de carbón a altas temperaturas, logrando una textura crujiente en la piel, y una sensación tierna en la carne.

Sin embargo, en la era moderna, el cocinero David Chang sería uno de los primeros en inspirarse en estas antiguas recetas para incorporar el pork belly a occidente, experimentando con su sabor y textura para dar paso a las comidas que conocemos actualmente de este lado del mundo. Es decir que, en resumen, el char siu y el siu yuk, serían los “abuelitos” directos del pork belly tal y como lo disfrutamos en la actualidad, pero, al tratarse de un corte muy popular, también hay quienes lo relacionan con algunas clásicas recetas elaboradas con pancetta italiana, ya que quizá no lo sabías, pero cuando la barriga de puerco es ahumada, se convierte en el tocino que todos conocemos, y sí, también es sumamente delicioso.

Ahora que ya conoces los orígenes del pork belly, te invitamos durante todo el mes de julio a deleitarte en cualquiera de nuestros restaurantes  con su especial sabor al estilo PGBBQ, para que descubras por ti mismo la rica experiencia de sentir su corteza dorada y crujiente cuando lo muerdas, mientras su suculenta carne se deshace en tu boca. ¡Provecho!

Deja un comentario